miércoles, 27 de abril de 2011

Ephimera.


Aunque este blog está más que nada dedicado a Valladolid, aquí van las tentaciones de fray Juanín, sus monstruos y cavilaciones. Un proyeto de exposición sobre a lo que todos damos vueltas. El sentido de la vida.


Limitada a veinte imágenes, que podrían ser veinte millones.
Orientada hacia lo onírico, que me dejo llevar por las ganas de salir. Del mundo, de mi.
Cavilaciones sobre el mito de Eros y Thanatos, caricias y golpes que nos llevan al final. Que nos esculpen.
Apelaciones al sueño de la razón. Absurdos.


No se cuando acabaré ni si se llegará a exponer, pues un autor, a base de ser sincero, se termina desnudando.
Y a nadie le gusta que vean sus entecas carnes a foco puesto y en la puñetera rue.


Supongo que lo haré.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada